viernes, 20 de junio de 2008

Nostalgia por el viejo duque

Primer post sobre música. Esta vez no cubro un estreno sino que hablo de un disco ya entrado en años pero que me baje de Internet hace poco y descubrí que a pesar de tener 28 años tiene una gran fuerza.

Ningún comienzo o fin de cualquier movimiento o tendencia artística coincide con el comienzo o final de una década, pero muchos se esfuerzan en hacerlo coincidir y así intentar decir que los 70 tienen un sonido, que los 80 otro, etc. A ellos habría que preguntarles en que se parecen Yes y New York Dolls o AC/DC y Talking Heads. Ninguna década tiene un sonido en particular. Quizás se pueda afirmar que existen períodos de X duración que comparten ciertos rasgos sonoros.
Prueba de que nada se puede explicar a partir de períodos temporales es la obra de David Bowie. En 1980 Bowie, que venía de su “trilogía de Berlin” compuesta por Low, “Heroes” y Lodger, edita Scary Monsters que es un compendio de todo lo que venía haciendo desde aquel lejano The Man Who Sould The World de 1970.
Las canciones del disco son una mezcla de todas sus experimentaciones hasta el momento. Scary Monsters (and super creeps) no solo es la canción que da título al disco sino que las guitarras que suenan en ella son prueba de esta mezcla que caracteriza el disco. Suenan a los tempranos setenta pero al mismo tiempo más oscuras. Cercanas a Bauhaus. Sin duda alguna si hay un rasgo distintivo de este disco es el sonido y la presencia constante de las guitarras. En los discos anteriores de Bowie las guitarras no abundaban. Desde Diamond Dogs de 1974 que no hacía un disco guitarrero. La voz de Bowie tiene también un tono más oscuro, algo que retomaría en temas como New Angels Of Promises (Hours…, 1999) y Bring Me The Disco King (Reality, 2003) . Scary Monsters (and super creeps) no es la única canción que es fruto de las experimentaciones. En el caso de Up the hill backwards, que es la canción que más recuerda al Bowie de los primeros 70, las guitarras no suenan tan “oscuras” y el bajo y la percusión por momentos parecen sacados de Space Oddity. También esta Fashion con su onda funkosa y disco al mismo tiempo como si fuera un tema de Young Americans.
Pero así como hay momentos del viejo Bowie hay cosas del Bowie que estaba por venir. Ashes To Ashes, LACANCIÓN del disco, es el antecedente de China Girl una gran canción de cuando el duque blanco ya se metía de lleno en el pop de los ochenta (aunque al llamarlo así me contradiga). Kingdom Come, es una bellísima canción compuesta por Tom Verlaine (Television) que acerca a Bowie nuevamente a lo que serían sus discos de “pop ochentoso”. Because You’re Young y su teclado de fondo, al igual que el sintetizador del final, anticipan en algún punto temas como Tonight o This Is Not America o el más nuevo Thursday’s Child.
Scary Monsters es un muy buen disco con grandes temas como Ashes To Ashes y temas del montón como el doble It’s No Game, pero lo cierto es que es una prueba de la vitalidad y del genio del Bowie de aquellos años (Hace 5 años que no edita un disco). Este disco cierra una etapa en la discografía de Bowie. Después de esta edición ya no volvería a sacar ningún disco tan bueno. Solo habrá discos con tres o cuatro canciones buenas y el resto puro relleno o directamente pésimos discos como Never Let Me Down (Y lo dice un fan de Bowie). Una pena (Grande).

Steve Zissou

Scary Monsters
Grabación: Londres, 1980
Sello:
RCA Records
Producción: David Bowie, Tony Visconti
Personal: David Bowie; Dennos Davis; George Murray; Carlos Alomar; Chuck Hammer; Robert Fripp; Roy Bittan: Andy Clark; Pete Townshend; Tony Visconti; Michi Hirota


Este es el video de Ashes to Ashes:


2 comentarios:

leggiere dijo...

Solo para reventarte, diré que "Ashes to ashes" es el tema de los 70s =) No, tremendo disco y una opinión bastante completa y entretenida. Me di cuenta de que me incluiste en tu lista. Se agradece.
L.

Pat- dijo...

Gracias por dedicarle el espacio a tan tremendo artista como Bowie.

gracias por pasarrr

gracias por pasarrr