martes, 17 de junio de 2008

El Aventurero Aburguesado

Este el primer post de cine en la tetona de fellini. La excusa es la nueva de Indiana Jones que cumple por momentos y decepciona en otros.

Las secuelas son todo un tema. Si la primera fue muy buena la pregunta es: ¿Será tan buena como la anterior? Si fue mala la pregunta es: ¿Para qué una segunda parte? Pero cuando la historia ya va por la cuarta las preguntas ya son inútiles. Realmente no vale la pena preguntarse por películas como Viaje a las estrellas X: Némesis. Pero de vez en cuando hay secuelas que despiertan interés y dan ganas de hablar de ellas. A favor o en contra.
Hace un par de jueves atrás se estrenó Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal la cuarta parte de la saga protagonizada por el arqueólogo aventurero Indiana Jones.
Fui a ver Indiana Jones y el reino… con muchas expectativas. La película no me defraudo. Es muy entretenida. No esta a la altura de la primera y de la tercera entrega de la saga pero es mejor que la segunda. Pero a medida que pasaba el tiempo y la pensaba me di cuenta de que había muchas cosas que no me gustaban de la película que hacían que pareciera una de los tantos bodrios de la marca James Bond que nos entregan cada tanto las Majors. La película empieza como el resto, con el jueguito con el logo de la Paramount, lo cual hace que uno pinese que las cosas van a ser como uno espera. Pero algo cambio. Indy aparece ahora como un ex agente del gobierno de E.E.U.U., como un héroe de guerra con un sinfín de medallas, etc. Ya no es más amigo de buscas como Sallah, ahora es amigo de generales que lo saludan efusivamente como si fuera McArthur. Tuve la sensación de que me lo habían cambiado. Que no era el Indy que yo conocía. Que el Indy que amo no diría nunca: ¡I like Ike! Sentí que Indy se me aburguesaba y el final de la película me lo confirmó. A partir de ahora Indiana Jones es un catedrático, un empleado y ya no más un aventurero. Eso quedará para el joven Henry Jones III.
A pesar de haberse aburguesado Indy sigue estando en forma. Es cierto que esta viejo pero corre, salta, se pelea y gana minas como siempre. Se pelea con cuanto ruso se le cruza en el camino y tiene una pelea con un comandante soviético que intenta ser como aquella pelea arriba del tanque de Indiana Jones y la última cruzada. La violencia de aquella escena, el vértigo que producía no será igualado jamás (Y la cara del nazi al borde la muerte tampoco). Ni siquiera por esas hormigas que se morfan al rusito. Y como siempre está un paso adelante. Prueba de ello es esa pequeña escenita en donde lo garca al muchachito de la cerbatana, que en un punto funciona como reescritura o cita indirecta de la que Indy se despacha al árabe de la espadota. Pero ese no es el único guiño a otras películas. Por ahí ronda la estatua del gran Denholm Elliott (Marcus Brody) y un cameo de el Arca de la Alianza.
Prueba de que Indy esta ya en otra cosa es que la película tarda en arrancar. La escena del principio no alcanza. No tiene el efecto que tenía ese quilombo infernal que se armaba en Indiana Jones y El templo de la perdición con Kate Capshaw bailoteando mientras el se cagaba a trompadas con unos chinos. La cuarta de la saga recién arranca cuando aparece Shia LaBeouf, un chico bonito al que le enchufaron un papel que le queda un poco grande pero que lo lleva con dignidad, que le devuelve la vitalidad al achanchado de Jones. Su entrada a lo Marlon Brando tiene un efecto cómico. Nadie se la puede tomar en serio. No es más que una cita cinéfila si bien sirve para presentar ya de entrada la psicología del personaje. Y a partir de la pelea en el bar la película ya se desquicia hasta picar bien alto en la escena de la selva donde durante unos cuantos minutos asistimos a una de las mejores persecuciones en varios años con bombas, duelo de espadas y monos incluidos.
Pero… ¿Y la nueva chica de Indy quién es? No es ninguna nueva sino una vieja conocida: Marion. No veía en la pantalla a Karen Allen desde un pequeño papel en Una tormenta perfecta aquella película de Wolfgang Petersen, que era un muy buen exponente de lo que son las película de aventuras como este Indiana Jones (por momentos). Esta absolutamente bella con esa sonrisa compradora. Como Marcus ya no esta entre nosotros había que traer a algún viejo y lo trajeron a John Hurt que esta casi al pedo. Pero por lo menos no esta insoportable como en los Crímenes de Oxford.
Hay una constante en las cuatro películas. La moraleja, algo mal visto incluso por mi pero que no necesariamente es malo, termina siendo siempre la misma. El conocimiento tiene un límite y vos sujeto pedestre no podes saber más de lo que se te permite. No podes usarlo como elemento de dominación. Y quien intente hacerlo tendrá su ajusticiamiento. Ya sea a través una bola de fuego que queme a todos o de un vaso de agua te quita la vida. Acá hay unos extraterrestres que se encargan de darle su merecido a la villana rusa. ¿Extraterrestres en una película de Indiana Jones? Si porque si hay algo que caracteriza a Indy es la Fe, su falta de escepticismo (aunque a veces le sale el empirista de adentro). Es la misma Fe que profesa Spielberg por el cine. Esa Fe que lo lleva a creer que el cine todavía puede emocionar con recursos validos sin meter a mano a golpes de efectos sin sentido, a vueltas de tuerca desubicadas o a una puesta en escena aceleradamente idiota, aunque a veces esa Fe lo lleva por mal camino y filma papelones (no en este caso) como Hook.

Steve Zissou

Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal
Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull
Estados Unidos, 2008
Dirección: Steven Spielberg
Guión: David Koepp
Fotografía: Janusz Kaminski
Música: John Williams
Edición: Michael Kahn
Intérpretes: Harrison Ford, Cate Blanchett, Shia LaBeouf, Karen Allen, John Hurt, Ray Winstone y Jim Broadbent
Duración: 122 minutos

7 comentarios:

puan francés dijo...

Fabio! te felicito! hermoso blog, hermosos colores, hermoso collage con hermoso río...

Ceci.-

ana dijo...

fabin, esto recien empieza...
y me encanta.

La perla irregular dijo...

brindo por los amigos que derrochan simpatía! y además por la tetona de fellini!

bravo fabio!! te facilito!!
un abrazo,
pablo

rodi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Rodrigo dijo...

Muy bueno tu blog! Feliz estreno!
Todos discutimos de cine, no hay que ser especialistas para tener una mirada critica de las peliculas que vemos, sí hay que ser especialistas para dar opiniones bien fundadas, que denoten un conocimiento mas profundo en el tema. No te indignes!
Te reto a que en alguno de tus posteos escribas algo sobre el genero de terror, que ultimamente, sin saber mucho, creo que es un horror!!
Interesante lo que escribiste! Te comiste un par de palabras pero se entiende! jaja
Cuidate Favi!
Rodrigo

Steve Zissou: dijo...

gracias a todos por comentar. ya arregle para que tanto usuarios como no usuarios de blogger puedan comentar. y espero haber arreglado los errores que señalaba rodri. en el futuro espero no ser tan colgado.

gi dijo...

Fobiiiiiiiiiiiiiiiiiii me encanta el blog, no me anda el signo de admiración en el teclado asi que disculpa mi falta de expresion, jeje....segui asiiiiii que voy a verlo siempre....

gracias por pasarrr

gracias por pasarrr